Dr. Rafael Florenciano Sánchez - Consejos

Consejos

El Dr. Rafael Florenciano Sánchez le ofrece sus consejos para usted tenga un corazón saludable.

Consejos “con corazón”
Las enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, ictus, claudicación intermitente, etc.) son la primera causa de morbimortalidad en el mundo desarrollado. El coste en términos económicos y de sufrimiento para el paciente es altísimo, puesto que en muchos casos ocasiona la muerte del paciente y en otros provoca graves secuelas. La buena noticia es que podemos prevenir esta enfermedad si seguimos los siguientes consejos:

  1. Siga una dieta cardiosaludable:
    1. Una dieta equilibrada, pobre en grasas saturadas y rica en verduras, legumbres, fruta y pescado, es garantía de bienestar, prevención de las enfermedades cardiovasculares y control del peso corporal.
    2. Adapte la ingesta de calorías a la actividad física que realiza.
    3. Haga de su dieta algo divertido. Una dieta variada es mucho más fácil de seguir.
    4. No abuse de productos de pastelería o bollería que contengan grasas saturadas.
    5. Consuma productos lácteos en sus formas desnatadas o semidesnatadas.
    6. Utilice preferentemente aceite de oliva virgen.
    7. Disminuya el consumo de sal.
    8. Limite el consumo de alcohol a 2 vasos de vino al día (o equivalente) si es varón, o a 1 si es mujer.
    9. Siempre que pueda prepare los alimentos a la planta, al vapor o al horno.
    10. No abuse de los fritos.
    11. Tome fruta de postre.
  2. Deje de fumar:
    1. Sepa que hoy en día el dejar de fumar es más fácil. Existen herramientas para poder ayudarle.
  3. Practique ejercicio físico de manera regular:
    1. Realice actividad física 4-5 días/semana durante al menos 30 minutos (caminar, bicicleta, etc.).
    2. Utilice menos el coche y el ascensor.
  4. Evite el estrés:
    1. Localice el origen de su estrés.
    2. Aprenda a contar lo que le pasa y a decir no.
    3. Practique el optimismo.
    4. La relajación mental elimina la tensión psíquica. Aprenda a relajarse.
  5. Controle periódicamente:
    1. Tensión arterial: se considera que una persona es hipertensa cuando su presión arterial está por encima de 140 mmHg de máxima y 90 mmHg de mínima.
    2. Colesterol: el colesterol total no debe ser superior a 200 mg/dl ni el LDL colesterol (“colesterol malo”) superior a 130 mg/dl.
    3. Glucosa: un nivel de glucosa en sangre (glucemia) en ayunas mayor o igual de 126 mg/dl, presente en dos o más análisis, confirma el diagnóstico de diabetes.
    4. Peso: intente conseguir y mantener un peso estable y saludable.
Sepa que utilizando unos sencillos parámetros (edad, sexo, etc.) puede calcular su riesgo de padecer algún evento cardiovascular en los siguientes 10 años. Para averiguar su nivel de riesgo, fíjese en las gráficos de abajo, seleccionando su cuadrante según edad, sexo y condición de fumador o no fumador. En dicha cuadrícula determine sus niveles más aproximados de colesterol y tensión arterial. Compare la casilla resultante con la tabla de colores adjunta al gráfico para saber su nivel de riesgo. Si su nivel de riesgo es alto (> 5 %), debería ser valorado por un cardiólogo. 

Recibir atención médica inmediata puede ser la circunstancia que determine la supervivencia de un paciente ante una urgencia cardiovascular. Y lo es porque, actualmente, existen tratamientos farmacológicos y procedimientos quirúrgicos capaces de salvar la vida de quien ha sufrido un infarto agudo de miocardio o un ictus. Cuanto antes se actúe, mejor.

En líneas generales, estos son los síntomas comunes que indican la aparición de un infarto agudo de miocardio:

  • Dolor en el pecho que, normalmente, no desaparece en varios minutos. Puede manifestarse como una sensación de hinchazón, una presión incómoda, una fuerte opresión, etc.
  • Malestar o dolor en uno o los dos brazos, la espalda, la nuca, el estómago, etc.
  • Falta de aliento (dificultad para respirar que suele ir ligada al dolor en el pecho).
  • Otros síntomas (en ocasiones, la persona puede sentir náuseas, un sudor frío o mareos).

Si usted o alguien de su entorno siente uno o más de estos síntomas, reaccione inmediatamente y pida ayuda médica.

Si desea ponerse en contacto puede hacerlo llamando al teléfono:
Tlf. (+34) 968 246 116